Termómetro de cocina

Aunque pueda parecer un elemento secundario, disponer de un termómetro en tu cocina no es una mala idea. Sus precios son económicos, y te puede ayudar más de lo que piensas. Por eso cada vez más personas la usan por sus múltiples beneficios, que te muestro un poco más adelante…

Los mejores termómetros de cocina

Si estás pensando en adquirir uno de estos instrumentos de medición, aquí tienes algunos a buen precio y de calidad:

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 ThermoPro TP02S... ThermoPro TP02S... 1.787 Opiniones 12,99 €
2 Habor Termometro de... Habor Termometro de... 2.730 Opiniones 11,99 €
3 Habor Termometro de... Habor Termometro de... 325 Opiniones 9,99 €
4 Boston Tech - Termómetro... Boston Tech - Termómetro... No hay valoraciones 8,50 €
5 Cocoda Termometro Cocina,... Cocoda Termometro Cocina,... 122 Opiniones 17,99 €
6 ThermoPro TP01S... ThermoPro TP01S... 1.490 Opiniones 10,99 €

ThermoPro TP02S

Es un termómetro de cocina ThermoPro TP02S es un instrumento muy barato que puede hacer lecturas en solo 5 segundos. Tiene una punta/sonda de metal larga que puedes pinchar en los alimentos sólidos para medir su temperatura o introducir en líquidos y aceites.

Puede medir en un rango de temperatura de -50ºC a 300ºC, con precisión de 0.5ºC de variación. Además, admite escala Celcius y Fahrenheit. Lo que no es apto es para usarlo dentro del horno cerrado.

Al ser de metal, es mucho más higiénico, permitiendo limpiar su punta fácilmente para que no queden restos o bacterias en ella. Ideal para cocinas y barbacoas, para que tus alimentos queden en su punto. Además, al medir temperaturas bajo cero permitirá su uso para sorbetes fríos, refrescos, vinos, helados, etc.

Habor Digital

Es otro termómetro de cocina digital con una pantalla LCD y capacidad de mediciones en solo 5 segundos. Es decir, una buena alternativa al anterior y de características muy similares. Además, el precio también se parecido.

Tiene una sonda larga de metal para su fácil mantenimiento, puede usarse para sólidos y líquidos, y puede medir en rangos de -50 a 300ºC, con posibilidad de medir también en escala ºF.

SURPEER IR5D

Es un termómetro de cocina láser capaz de medir la temperatura con mucha precisión sin contacto, por lo que no tendrás que limpiarlo con cada uso. Puede medir desde los -50ºC a los 550ºC, también en ºF según lo configures.

Las mediciones son bastante precisas usando tecnología avanzada de lentes Resnel, y captando el valor de temperatura en solo 0.5 segundos. Todo lo mostrará en la pantalla LCD y funciona gracias a las pilas que durarán de 6 a 12 meses según el uso.

Habor para horno

Igual que el Habor anterior, pero en esta ocasión es para el horno. Tiene una gran pantalla LCD (no resistente al calor) para mostrar los datos de temperatura, así como dos sondas con cable largo y resistente al calor que podrás insertar dentro del horno en dos puntos diferentes para saber la temperatura por zonas.

Las sondas se pueden clavar en sólidos o sumergirse en líquidos. El rango de temperaturas que mide va desde los -10ºC hasta los 300ºC, para medir bebidas frías, leche, caramelo, bebidas, BBQ, dentro del horno, cocción, frituras, etc. Además, al haber dos sondas, podrías incluso hacer dos mediciones de dos alimentos de forma simultanea, y monitorizar ambas de forma centralizada en su pantalla.

ThermoPro TP08

Termómetro de cocina con sonda para el horno. Dan garantía para el sensor de la sonda de por vida, por lo que su fiabilidad es máxima. Lo puedes usar en el horno, barbacoa, ahumador, y otros platos.

Además tiene sistema de aviso si se sobrepasa una temperatura programada. Y te servirá como reloj temporizador, para que no se pasen tus platos de su punto exacto mientras estás haciendo otras cosas.

Puede medir de 0ºC a 300ºC con precisión de 0.8ºC que es lo que puede variar. La sonda puede resistir hasta los 380ºC.

¿Por qué comprar un termómetro de cocina?

termometro de cocina

Los motivos por los que deberías comprar un termómetro de cocina son muchos.

  • Precisión: muchas recetas necesitan de una temperatura muy concreta para que salgan correctamente. Muchas personas suelen usar trucos para determinar si está a punto o no un alimento, pero esos métodos no son eficaces al 100%. Con un termómetro obtendrás la precisión que necesitas.
  • Seguridad alimentaria: alimentos como la carne, el pescado, etc., necesitan pasar de una cierta temperatura para matar algunos peligros potenciales para el organismo. Como puede ser las bacterias (listeria, salmonela,…), o parásitos como el anisakis. Especialmente si tienes niños en casa, mayores o embarazadas, que son los grupos de mayor riesgo. No estar seguro de si un alimento ha pasado de esa temperatura de seguridad puede resultar la diferencia entre una comida agradable o ir al médico.
  • Ahorro: sabiendo la temperatura con un termómetro de cocina puedes evitar pasar los alimentos y ahorrar en gas o electricidad en tu cocina, lo que supone también una gran ventaja.
  • Cocina mejor: muchos platos necesitan de un punto para cocinarse. Por ejemplo, las infusiones tienen que estar a 100ºC para que pueda soltar sus propiedades y sabor en el agua. Confitar también se hace a baja temperatura, y si te pasas estarás friendo en vez de confitando. Y no es lo mismo, el resultado será muy diferente.
  • Bebés en casa: si tienes un bebé y le calientas la leche o alguna infusión, siempre se corre el riesgo de que esté demasiado caliente para él y que termine quemándose. Los bebés no hablan y no pueden decirte si algo quema demasiado, como mucho lloran, pero a consecuencia del daño que ya está hecho. Medir la temperatura con un termómetro de cocina sería una buena práctica para evitar problemas.

Utilidades del termómetro de cocina

Las utilidades de un termómetro de cocina pueden ser varias. Aquí tienes los ejemplos más destacados:

  • Para líquidos: puedes introducirlos de forma segura en los líquidos como el agua, caldos, almíbar, caramelo, etc. De esa forma podrás controlar la temperatura exacta a la que están.
  • Para aceite: puedes medir temperaturas de las grasas, como el aceite. Eso te puede indicar la temperatura a la que estás friendo/confitando/caramelizando algo.
  • Para carne: la carne y otros sólidos también pueden ser objeto de medición de la temperatura con estos termómetros de cocina.

Tipos de termómetros de cocina

Los termómetros de cocina pueden ser de varios tipos, todos ellos diferentes y con sus ventajas e inconvenientes:

  • Láser / IR: los pirómetros o termómetros láser o pro infrarrojos, usan tecnología óptica para hacer las mediciones. Mediante la radiación IR que desprende un objeto caliente, y haciendo una compensación sabiendo la temperatura ambiental, puede terminar con mucha rapidez y precisión la temperatura. En este tipo de termometros no se necesita contacto, por lo que son más higiénicos. Solo hay que apuntar al alimento y te dirá en la pantalla su temperatura.
  • Con sonda: algunos termómetros que usan sensores de temperatura o son analógicos pueden tener una sonda para introducirla en líquidos o aceites para medir sus temperaturas. Son especialmente útiles para estos casos en los que no solo necesitas saber la temperatura superficial. Estos pueden usar diversas tecnologías como termopares, termistores, etc.
  • Para horno: también existen termómetros mucho más resistentes que los anteriores y que pueden usar varias tecnologías para medir temperaturas muy elevadas. Se pueden usar para clavar o introducir su sonda dentro del alimento del horno y pueden aguantar temperaturas de hasta 300ºC en algunos casos. Por cierto, ten en cuenta que los hornos miden la temperatura a la que se encuentra el interior del horno, pero no la temperatura real de la comida que estás horneando. Por eso necesitas de uno de estos termómetros.

También existen otros tipos de termómetros, aunque no sean tan frecuentes, como los indicadores de temperatura de una sola medición, indicador con eyector, los de vidrio, etc.

Cómo usar un termómetro de cocina

La forma de usar un termómetro de cocina es muy sencilla. Por lo general, si son digitales, como la mayoría de los casos actuales, no suelen tener demasiados parámetros de configuración o botones. Por lo cual, será algo rápido y fácil. Eso sí, puede ser diferente según el modelo y el tipo. Por ejemplo:

  • Termómetro infrarrojo: apunta con su cabezal al objeto del que quieres medir la temperatura sin hacer contacto con él y te mostrará el valor en pantalla.
  • De sonda: introduce la sonda en el líquido o aceite y mostrará en pantalla la temperatura a la que se encuentra.
  • Para horno: tienen una sonda con un cable largo resistente al calor. Puedes pinchar el termómetro en la carne, pescado, bizcocho, o la comida que sea, y sacar el cable al exterior a través de la puerta del horno. El cable es tan fino que no interfiere en la junta de cierre de la puerta del horno, para que no escape calor. Luego conectas el cable de la sonda a la pantalla pantalla que quedará fuera para que te marque la temperatura exacta en cada momento. En algunos casos, son termómetros de metal que puedes introducir directamente dentro del horno, como los bimetálicos.

Te recomiendo que leas las instrucciones de tu termómetro para asegurarte de un correcto funcionamiento, pero a nivel genérico esas son las formas de usarlos.

¿Es necesario calibrarlo?

Sí y no. Aunque funcionan adecuadamente sin hacerlo, es mejor calibrarlo de vez en cuando para que la precisión sea mayor. Muchas personas usan el agua hirviendo (100ºC) o el agua al punto de congelación (0ºC) como referencias para calibrar sus termómetros de cocina. Lo cierto es que eso puede variar. Por ejemplo, el punto de ebullición del agua puede ser diferente dependiendo de la altura sobre el nivel del mar a la que te encuentres. Al nivel del mar se cumple lo anterior, pero si estuvieses a 600 metros por encima, entonces ese punto bajaría hasta los 98ºC.

En cuanto a la forma de calibrarlo, dependerá de cada instrumento. Algunos analógicos necesitan ajustar mediante una manilla para que marque la temperatura exacta con las pruebas realizadas. En los digitales se configura de forma distinta. Por eso es mejor leer el manual de instrucciones.

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro. ¿Cuánto te quieres gastar en tu nuevo termómetro?

20€

*Mueve el slider para variar el precio
Categorías Tipos

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.