Termómetro de mercurio

Ofertas en Termómetro de mercurio por Black Friday

Entre los diferentes tipos de termómetros que existen, hay uno que ha dejado de utilizarse para medir la temperatura corporal por su potencial peligrosidad. Se trata del termómetro de mercurio. Es un instrumento que tiene algunos riesgos durante su uso y se decidió reemplazarlo por otros termómetros más modernos con lectura digital.

En este artículo vamos a hablar de las características del termómetro de mercurio, así como de sus usos, peligrosidad y qué se debe hacer en caso de que se rompa.

Cómo funcionan los termómetros de mercurio

Termómetro de mercurio

Se trata de un instrumento de medida que fue inventado en el año 1714 por un físico llamado Daniel Gabriel Fahrenheit. La primera escala que hubo de temperaturas fue debida al apellido de este físico e ingeniero polaco y es la escala Fahrenheit. Después fue introducida los grados Celsius.

Este termómetro consta de un tubo de vidrio que posee en su interior un bulbo donde se encuentra el metal mercurio. Como sabemos, el metal mercurio es muy sensible ante los cambios de temperatura. Por ello, el volumen de este metal es mayor o menor dependiendo de la temperatura a la que se encuentre. Paralelamente al lado del tubo de vidrio donde contiene el meta mercurio existe una marca que indica la temperatura en grados Celsius. La base de este termómetro es la capacidad que tiene el metal mercurio de cambiar ligeramente su volumen dependiendo de la temperatura.

Aunque este instrumento ha ayudado mucho a la ciencia a avanzar, ya no se emplean este tipo de termómetros por su peligrosidad.

Cómo se usa

Para usar un termómetro de mercurio debemos tomarlo por el extremo superior que no contiene el metal. A continuación, lo aplicamos con un movimiento rápido de muñeca hasta que el mercurio descienda a los 35 grados. Ten cuidado a la hora de agitar este termómetro porque se nos puede escapar de la mano y acabar rompiéndolo. Si vas a tomar la temperatura de una persona por vía oral es mejor esperar unos 30 minutos si esta persona ha comido, bebido o fumado. Esto se debe a que estas actividades pueden alterar la temperatura de la boca y se obtendrá una lectura equivocada. El termómetro tendrá que sujetarse con los labios y no con los dientes. También se debe respirar por la nariz durante todo el proceso para que la temperatura del ambiente no afecte a la lectura del termómetro. La lectura tarda más o menos unos 3 minutos en hacerse por completo.

Por otro lado, podemos utilizarlo también para medir la temperatura por debajo de la axila. Es una de las formas más frecuentes de utilizar este tipo de termómetros. El funcionamiento es el mismo, solamente que se tiene durante los 3 minutos el termómetro bajo la axila con el brazo cerrado.

Después de utilizar el termómetro se debe lavar con agua fría y jabón y guardar en un lugar fresco.

¿Están prohibidos los termómetros de mercurio?

Termómetros de mercurio

En 2014 entró en vigor una directiva de la Unión Europea por la que se prohíbe la comercialización de cualquier aparato que contengan mercurio. Esto afecta obviamente a los termómetros de mercurio. Ya no se pueden adquirir estos tradicionales dispositivos de mercurio que se han utilizado durante tantas generaciones para medir la fiebre.

Ya no lo sólo se utilizaban para medir la fiebre sino que también se tenían como termómetros de ambiente de hogares y negocios. El problema residía en que estos termómetros podrían romperse con relativa facilidad, ya sea por una caída accidental o por la manipulación equivocada y el mercurio que se desprendía es tóxico.

¿Se puede comprar un termómetro de mercurio?

Como hemos visto antes, la Unión Europea prohibió la venta de cualquier aparato que tenga mercurio. Por lo tanto, no se puede comprar un termómetro de mercurio. Hay algunas tiendas que aún lo venden pero no es un proceso legal.

Hay otras alternativas al termómetro de mercurio como lo son los termómetros digitales o los de galio. Los termómetros digitales funcionan con filas y tienen una pantalla donde nos muestra la temperatura con números digitales. Por otro lado, los termómetros de galio no tienen PVC, son antialérgicos y en vez de mercurio utiliza galio. Es un termómetro respetuoso con el medioambiente y no es tóxico. Sigue teniendo una buena precisión a la hora de medir la temperatura al igual que el termómetro de mercurio. Estos termómetro son útiles tanto para la familia, hospitales, para llevar de viaje, etc.

A continuación tienes una selección de los mejores termómetros de galio que te servirán como alternativa al clásico termómetro de mercurio:

El mejor GIMA ref. 25586... GIMA ref. 25586... 1.450 Opiniones 7,36 €
Calidad Precio ACOFAR - ACOFAR... ACOFAR - ACOFAR... 110 Opiniones 9,99 €
Nuestra favorita IGLESIAS M TERMOMETRO... IGLESIAS M TERMOMETRO... 28 Opiniones 6,48 €
jiheousty termómetro de... jiheousty termómetro de... 35 Opiniones 4,99 €
Geratherm termómetro... Geratherm termómetro... 91 Opiniones 6,32 €
Ceroxmed-Termometro... Ceroxmed-Termometro... 179 Opiniones 11,79 €
1.450 Opiniones
110 Opiniones
28 Opiniones
35 Opiniones
91 Opiniones
179 Opiniones
7,36 €
9,99 €
6,48 €
4,99 €
6,32 €
11,79 €

¿Por qué es tan peligroso el mercurio?

termometro de mercurio

La peligrosidad de un termómetro de mercurio proviene de los vapores que poseen las gotas que se desprenden al romperse. Si nos encontramos en un lugar poco ventilado y con una temperatura relativamente alta, el grado de toxicidad es aún mayor. Cuando éramos pequeños y se rompía un termómetro de mercurio podíamos ver cómo se desprendían esas gotitas de metal. La manipulación de estas inocentes gotitas podía provocar daños por intoxicación.

Otro motivo por el que se ha prohibido la comercialización de productos que contengan mercurio es porque puede provocar graves daños al medio ambiente, pudiendo contaminar las aguas, los suelos e incorporarse a través de la cadena alimenticia por los animales. Ya hoy en día existen problemas de intoxicación por el consumo de un exceso de pescado con alto contenido en mercurio. Este mercurio se pasa a través de la cadena alimenticia y llega hasta nuestro organismo.

Para saber si el termómetro que estas utilizando lleva mercurio hay que analizar si el líquido que tiene este color plata. Si no es de este color, puede que sea alcohol o cualquier tipo de líquido que no tiene toxicidad y no presenta ningún riesgo en la salud.

Qué hacer si se rompe un termómetro de mercurio

termometro de mercurio 30cm

Cuando se rompe un termómetro de mercurio hay que usar una aspiradora o una escoba para limpiarlo cuanto antes. Nunca hay que hacerlo con las manos desnudas o coger las gotitas de mercurio y verterlas por el retrete o fregadero. Si hacemos esto, podríamos estar contaminando miles de litros de agua innecesariamente. Recordamos que el mercurio es un material altamente contaminante y que puede hacer graves daños en pequeñas cantidades.

Si se rompe el termómetro, se desprende el líquido y hay niños cerca o mascotas, lo mejor es alejarlos de la zona y abrir las ventanas y puertas para ventilar la zona. No olvides revisar las zonas de forma exhaustiva para comprobar que se han recogido todas las gotitas de mercurio del suelo. Si te dejas algunas gotas se puede inhalar el gas tóxico y producir envenenamientos, problemas digestivos, daños cerebrales y renales.

Con esta información podrás saber más sobre los termómetros de mercurio, sus características y la peligrosidad que tienen.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.